La Plataforma Stop Falsas Reservas se moviliza en Ibiza

En el día de hoy aficionados a la pesca recreativa y a la pesca submarina han querido poner de manifiesto la incoherencia generada por la Dirección General de Pesca del Govern Balear al crear la figura de Reservas de Interés Pesquero, denominándolas Reservas Marinas.

Para este colectivo las tres reservas creadas en las Pitiusas son falsas Reservas Marinas, donde únicamente se prohíbe la totalidad de modalidades pesqueras en un 3,5 % de la superficie total  declarada como protegida. En el resto del ámbito teóricamente protegido (96,5 %), se prohíbe la pesca submarina, se restringe de forma severa la pesca recreativa de caña, pero incoherentemente se permite la pesca profesional permitiendo el calado de redes de hasta 1000 metros por embarcación y día, así como el calado de 500 anzuelos para palangre por embarcación y día. Ello considerando un censo de más de 50 embarcaciones profesionales autorizadas para ello en cada una de las reservas.

Se permiten además en las tres reservas la instalación de soltas y almadrabas.

Todo ello, sin restricción de tamaño mínimo para la pesca profesional en especies como la rotja, el dentón y el gallo (restricciones que si que existen para los recreativos dentro y fuera de las reservas)

Esta situación genera por tanto una percepción de protección que es falsa en realidad (únicamente se protegen definitivamente la fauna marina en las reservas marinas integrales  siendo éstas de ridícula proporción respecto al resto), una injustificada discriminación hacia una modalidad de pesca muy selectiva como es la pesca submarina, y lo que es peor, capturas unas veces deseadas, otra no tanto de fauna marina, en áreas que al estar teóricamente protegidas, no deberían producirse. Ver fotos.

Además de la captura y comercialización de especies de tamaño inferior al permitido para la pesca recreativa.

Este sector de aficionados (entre los que se encuentran profesionales tan variados como profesores, empresarios, ingenieros, doctores, constructores, transportistas  e incluso integrantes de cuerpos de  fuerzas de seguridad) aboga por la creación de pequeñas reservas integrales (la totalidad de Espardell, Es Freus y Es Penjats, Es Malvins, Es Daus, incluso, la isla de Tagomago, por ejemplo) donde la regeneración sea dispersa en el territorio y de esta manera mucho más efectiva. Huyendo de grandes extensiones de falsas reservas donde no se consiguen los fines de conservación pretendidos y sí una injustificada discriminación.

Lanzan tanto un mensaje a las autoridades “Por favor, rectifiquen: regulen, no prohíban”, como otro que resume todo lo anterior: “Si hay redes no es reserva”

También les resulta de suma importancia manifestar que no se trata de entablar una guerra contra los pescadores profesionales, a los que se tiene un profundo respeto.  Se trata exponer unos argumentos reales que tratar de corregir una discriminación que probablemente no venga provocada por ellos, sino por el legislador, al no haber sabido regular la práctica de su deporte, sino que la ha prohibido directamente.

 

  Superficie (hectáreas) Reserva Integral Longitud redes/ embarcación Nº Anzuelos palangre/embarcación
Reserva Es Freus 15.000 450 ha. 1.000 m 500  u
Reserva Tagomago. 3.738 228  ha. 1.000 m 500  u
Reserva Punta Sa Creu 1.059 < 10 m.

20 ha.

1.000 m 500  u
Total 19.797 698    

 

Porcentaje de Reserva Integral/Falsa Reserva =  3,5 %

Además de permitirse la instalación de grandes redes fijas como soltas y almadrabas.

Cada embarcación puede calar 1.000 metros de redes diarias y 500 anzuelos para palangre dentro de las falsas reservas.

Dentón > 35

Dentro de la reserva un único ejemplar de   Rotja  > 25

Recreativa de caña          Gallo  >30

Fuera de la reserva se mantienen las tallas mínimas de Dentón, Rotja y Gallo.

Sin embargo el profesional no tiene ni cupo ni tallas mínimas, por lo que comercializa con ejemplares no adultos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: