Conferencia de prensa APIB y Stop Falsas Reservas 12 de mayo 2022

 

Los pescadores recreativos han invitado hoy una vez más a la Direcció General de Pesca del Govern balear a que les tenga en cuenta y les convoque a una mesa de diálogo. Sin embargo, cansados de la discriminación y la criminalización a la que se ven sometidos desde hace años hacen un serio aviso: si continúan siendo ignorados convocarán una gran manifestación en Palma en la que sociedad e instituciones podrán escucharles en la calle finalmente.

La plataforma Stop Falsas Reservas y la Asociación de Pescadores de les Illes BalearsAPIB, han ofrecido hoy una rueda de prensa en la que han manifestado su protesta por el continuo ninguneo al que se ven sometidos desde la administración balear y por la que califican de engañosa política de reservas de interés pesquero “no reservas medioambientales”, destacan, que promulga el Govern balear. Los pescadores recreativos se quejan de que siempre se toman decisiones sin consultarles: “La Direcció General de Pesca nunca nos ha citado para nada ni nunca se ha puesto en contacto con nosotros. Las únicas veces que hemos tenido contacto con ellos ha sido porque hemos solicitado nosotros una reunión con la Conselleria, pero nunca han tenido interés en contactar con el sector recreativo”, explica Antonio Cayuela, presidente de APIB.

Los pescadores quieren que  la administración les escuche y, lo antes posible, se ponga en contacto con ellos para establecer consensos porque, según afirman, “gobernar no es prohibir”. Sin embargo, después del llamamiento de hoy, advierten, “si no tenemos respuesta en un tiempo prudente, nos atendremos a nuestro derecho constitucional y convocaremos una manifestación para defender lo que consideramos que son nuestros derechos”.

El presidente de APIB ha destacado en la apertura de la rueda de prensa de que “los pescadores aficionados están convencidos de que la pesca recreativa debe ser medioambiental y sostenible”. Sin embargo, en su opinión, “la administración trata muy mal al pescador recreativo desde hace años. Nos tratan como matarifes del mar y no lo somos. La inmensa mayoría de los pescadores recreativos respeta las normas y es tremendamente injusto asociar furtivismo con pesca recreativa”. Cayuela concreta: “La recomendación general de la Unión Europea es crear reservas medioambientales sobre un 10 por ciento del territorio pero aquí solo alcanzamos un 3 por ciento de reservas reales, integrales, en las que no puede pescar nadie, pero subimos hasta el 30 por ciento, al referirnos a las reservas de interés pesquero, que al final no son reservas”.

Jaume Garau, de Stop Falsas Reservas, ofreció datos concretos sobre la pesca recreativa en Baleares “El total de capturas de la pesca recreativa se estima en un 15 por ciento de lo que se pesca, frente al 85 por ciento de la pesca profesional por lo que nuestra incidencia no va mucho más allá de lo anecdótico”. “No sirve de nada que en una reserva no pesquen los aficionados pero sí los profesionales”, esgrime. “Para nosotros las reservas de interés pesquero son un tema no ya de pesca, sino de falta de democracia”, continúa. “Hay solo un un 3% del área de las reservas en el que realmente nadie puede pescar, una cantidad minúscula e ínfima. En las reservas, los pescadores profesionales pueden pescar en el 97 por ciento restante, los recreativos de superficie, en el 36%, y la pesca submarina, la más selectiva que existe, solo en el 14%”. Garau argumenta que desde Stop Falsas Reservas “queremos ir más allá en esa protección real y proponemos que ese 3% de zonas de reserva integral auténtica pase al 6%”.

Sobre el impacto económico y social de la pesca recreativa, Garau reconoce que es difícil dar datos exactos porque hay 73.000 licencias de pesca recreativa, pero algunas de ellas son para diferentes actividades por lo que hay personas que tienen varias licencias. Según datos de Diario de Mallorca, aporta Garau, uno de cada 25 baleares va a pescar habitualmente. Sí que existe un registro exacto de 20.000 barcas de lista séptima, de uso recreativo, en Baleares. “No todas van a pescar, como es lógico pero podemos comparar este número con la de la pesca profesional que son unas 250 embarcaciones y unos mil trabajadores. Las cifras dan una idea de la importancia del colectivo recreativo y todo lo que le rodea”.

«Por favor, rectifiquen, regulen y no prohíban»

También participaron en la rueda de prensa dos representantes del sector en Ibiza, Diego Alcalde y Miguel Ángel Galera. Diego Alcalde fue uno de los organizadores de la manifestación de Stop Falsas Reservas hace dos semanas en Ibiza, que se ha convertido en un hito histórico en el cambio de actitud de los pescadores recreativos frente a las instituciones. Alcalde destacó la incoherencia del Govern balear al denominar reservas marinas a lo que son en realidad reservas de interés pesquero, según constaba en la pancarta que presidía el acto: “En las reservas de las Pitiusas se prohíbe la pesca submarina, se restringe de forma severa la pesca recreativa de caña, pero incoherentemente se permite la pesca profesional permitiendo el calado de redes de hasta 1.000 metros por embarcación y día, así como el calado de 500 anzuelos para palangre por embarcación y día”. Sin embargo, “el uso de la palabra reserva genera una falsa sensación de protección medioambiental y a la vez una discriminación hacia una modalidad de pesca tan selectiva como la pesca submarina. Alcalde plantea para Ibiza la creación de hasta seis reservas integrales (Espardell, Es Freus, Es Penjats, Es Malvins, Es Daus y Tagomago) en las que nadie pueda pescar, donde la regeneración de la fauna se disperse por todo el litoral de una manera más efectiva. Alcalde hizo un llamamiento a las autoridades: “Por favor, rectifiquen, regulen y no prohíban”. El representante de los pescadores en Ibiza quiso también destacar que no están contra la pesca profesional, una actividad que merece todo el respeto, sino contra el legislador que debe corregir la discriminación fruto de prohibir en lugar de regular.

Llorenç Coll, de Stop Falsas Reservas, lamentó el vínculo que a menudo se sugiere en las administraciones entre furtivo y recreativo. “Furtivo es el que se salta las normas en la pesca y en cualquier otra actividad. Es cierto que en la pesca, profesional y recreativa, como en cualquier otra actividad, hay un mínimo número de personas que no cumple la legalidad, pero no permitiremos que se criminalice a un colectivo que en su inmensa mayoría cumple con lo requerido por las autoridades”. En opinión de Coll esa perversa y no fundamentada identificación entre furtivo y recreativo por parte de la Conselleria de Pesca ha servido a la administración de argumento para la implacable discriminación a la que han sido sometidos. Coll deja claro una vez más que los pescadores recreativos son enemigos acérrimos de los furtivos que ensucian la imagen de esta actividad e insta a la Conselleria a incrementar la vigilancia para detectar y sancionar a cualquiera que no cumpla la legalidad.

Coll dedicó la parte final de su intervención a criticar con dureza a la Fundació Marilles. En el último boletín de Marilles bajo el título ‘Pescadores (i)responsables’ se criticaba la manifestación de Stop Falsas Reservas en Ibiza y se difundían datos sobre especies de “alto valor comercial” a las que tiene acceso el pescador recreativo. Coll afirma que Marilles “está ‘de facto’ ligando al recreativo con la venta ilegal de pescado, y aquí se ha traspasado claramente la línea de la infamia”. El representante de Stop Falsas Reservas defiende que la pesca recreativa es una pesca de autoconsumo y critica que una entidad supuestamente de defensa del medio ambiente como Marilles ”no ha dicho ni una palabra, ni ha convocado mesas de trabajo, ni ha hecho una sola declaración altisonante contra los responsables de los múltiples emisarios que lanzan metros cúbicos de desechos al fondo marino sin descanso que hacen infinitamente más daño que cualquier anzuelo, arpón o ancla”. “Su silencio cómplice –continúa Coll- nos hace pensar que realmente le trae sin cuidado la defensa del medio ambiente y que lo que subyace es no morder la mano que le da de comer, pues ya sabemos, Justicia mediante, quiénes son los responsables de los vertidos”. El representante de Stop Falsas Reservas concluye: “no toleramos que Marilles dé lecciones de sostenibilidad a un colectivo que ama mucho más el mar, desde hace generaciones, de lo que ellos harán jamás”.

https://www.gacetanautica.es/noticias/la-pesca-recreativa-anuncia-una-gran-manifestacion-en-palma-si-el-govern-sigue-ignorando-al-sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: